Cine e hipertextualidad: el caso de Baz Lurhman.  

por Mariel Ortolanomoulin

La funcionalidad de esta redefinición podría notarse al abordar el análisis de la producción de cierta cinematografía contemporánea. La obra del director australiano Baz Lurhman, uno de los muchos cineastas que recurre al diálogo entre textos en su concepción del lenguaje audiovisual, puede ser un ejemplo adecuado de producción hipertextual.

Formado en disciplinas diversas, como la regie operística, la plástica, la música y la dirección de arte, concibió una trilogía cinematográfica a la que denominó The Red Curtain (“la cortina roja”), a la que él considera una forma de audience participation cinema (“cine con participación de la audiencia”), de la cual forman parte Strictly ballroom (1992), Romeo + Julieta (1996) y Moulin Rouge (2001). Su propuesta estética, abiertamente hipertextual, se caracteriza por el intento, muy brechtiano, por otra parte, y netamente anti-aristotélico, de que el público sea conciente en todo momento de estar mirando una película; es deliberadamente artificioso y quiebra de manera enfática cualquier conexión con el realismo. A esta finalidad contribuye la ruptura del orden natural del relato por medio de planos de pausa, flash-backs muy bruscos y mediante constantes recapitulaciones e inversiones del orden temporal mediante acelerados y ralentís. Desde el tratamiento, ciertos toques de humor distancian al espectador del drama para hacerlo pensar en la construcción del relato.

El distanciamiento emocional conduciría naturalmente al público a reconocer los textos sobre los cuales la obra se articula. Como cineasta netamente posmoderno, Lurhman no es original en la elección de sus temas, sino en el tratamiento que hace de ellos. Los motivos son reelaboración de modelos anteriores: un modelo central en el caso de Romeo y Julieta, varios modelos- literarios, pictóricos, cinematográficos, arquitectónicos- en el caso de Moulin Rouge. En ambas obras se nota la relación hipertextual en tanto reelaboración de un modelo anterior (hipotexto), pero simultáneamente y no menos importante, la alusión constante a múltiples textos que se entrecruzan de manera polifónica.

Un ejemplo de esta concepción son las escenas del baile en la casa de los Capuleto en Romeo y Julieta, con su fusión kitsch de elementos antiguos y modernos.

la traviata

Brindis. Traviata, Acto I.

Versión realista con Edita Gruveroba y Neil Chikoff

https://youtu.be/CAAjwxe-U9k

https://www.youtube.com/watch?v=zGJ5uEHQnKA

Transposición: Patricia Cioffi-La fenice

https://www.youtube.com/watch?v=oHzP360jqCg

https://youtu.be/da0YMmGPP28?t=23s

https://youtu.be/exNrK6jJUlo

Flash mob

https://youtu.be/qJzRzdsGhC0?t=10s

El can-can en el Moulin Rouge

https://youtu.be/yef_zvyt8_w

Del mismo modo, Lurhman se anima transponer el concertante de La Traviata (en el final del segundo acto, cuando Alfredo recrimina a Violeta por su infidelidad, la partitura presenta ocho líneas melódicas: soprano, tenor, barítono, mezzosoprano y sus  equivalentes en los cuatro registros del coro; este cuadro que muestra en escena a todos los actores el drama, se traduce en Moulin Rouge en la secuencia que la gente de cine bautizó como “El tango de Roxane”, un montaje paralelo que pone en escena dos líneas de acción : la primera es un ensayo en el cabaret, donde el Argentino, un extraño personaje que sufre de narcolepsia, cuenta una historia de pasión, celos y traición ocurrida en un burdel de Buenos Aires, mientras invita a bailar un tango a la bailarina Niní. La coreografía que acentúa la relación de dominio del hombre que maltrata a la mujer de supuestamente infiel hace que el Argentino en ritmo de tango ejecutado por la pintoresca orquesta del cabaret, cante la famosa canción Roxane del inglés Sting, mientras el poeta inglés despechado que encarna Ewan Mc Gregor canta el célebre tango Tanguera de Mariano Mores con letra creada por el propio Baz Lurhman; esta es una audaz transposición del concertante de la ópera de Verdi ya que, de hecho, hay un concertante que en este caso se resuelve con un medley de tango y rock-pop que pone en escena a la mayoría de los personajes que participan de la triste historia del joven poeta inglés que al visitar Montmartre conoce a una cortesana, encarnada por Nicol Kidman, personaje que opera como correlato de la Violeta Valery de la ópera de Verdi  y también del hipotexto que inspiró la ópera de Verdi, la no menos famosa novela de Alejandro Dumas, La Dama de las Camelias. Como Violeta y Marie Du Plesie, la prostituta “a la que Dios perdona pero el hombre no”, Satine sacrifica su felicidad por el bien del hombre que ama con un altruísmo tal que, ante la mirada de los otros, pasa a ser vista como una santa, como un ángel consolador de las familias y de los hombres respetables.

En los dos casos una figura paterna que encarna la moralidad utilitaria de amabas épocas y su hipocresía, piden a una mujer que sacrifique su vida en favor de un supuesto beneficio que trasciende su vida miserable en pro de la felicidad de otros. En el caso de Lurhman y de Moulin Rouge, la negación del dolor de la renuncia se ilustra también con la noción de que la apariencia lo es todo y que el show debe continuar a cualquier costo, en estos casos, la fugaz felicidad de una mujer moribunda. Germont le pide a Violeta que se aleje de su hijo para evitar el escándalo familiar que espantaría al pretendiente de su hija, hermana de Alfredo , la joven bella y pura en un dúo conmovedor en el que Violeta pasa de la rebeldía a la resignación. En la película, la actuación de Satine que deberá decirle a su amante que no lo ama, se traduce en un dúo con Zidler, al modo de Germont y Violeta en La Traviata, en el que ambos y el coro cantan la bella creación de Freddy Mercuri “The show must go on”.

Dúo de Violeta y Germont- Traviata (Netrebko y Hampson)

https://youtu.be/L4TFp5xYrwc?t=42m40s

https://youtu.be/M57PfVGRR78?list=PLTTyWzmSNs9HD-cWuHt_LF3lm02i06o7h

The show must go on (Moulin Rouge)

https://youtu.be/nLVXsSnyCHM

https://youtu.be/nLVXsSnyCHM

“Somos criaturas del submundo, no podemos darnos el lujo de amar”, le dirá un interesado Zidler, manager del Moulin Rouge, quien pide a Satine (al igual que el padre de Alfredo en Traviata) que le mienta para salvarlo, que niegue su amor ante él para que se decepcione. Alfredo entonces la tratará como a una cortesana a quien debe pagar sus servicios durante la magnífica escena de la fiesta en Verdi y en la secuencia de la puesta en escena de la comedia musical de los bohemios en Moulin Rouge (que incluye el episodio en que el joven poeta arroja un nutrido manojo de billetes a Satine en un furibundo arranque de celos, tal como como lo hace Alfredo en la ópera cuando humilla a Violeta delante de sus amigos recriminándole su veleidad y arrojándole en pleno rostro el dinero que acababa de ganarle al barón, su amante y protector, a quien ella debió retornar). Como Violeta, Satine se resigna a entregarse al duque que pondría el dinero para la producción de los espectáculos del Moulin Rouge, el espacio que mantenía a todo un grupo de artistas y empleados que ignoran el sacrificio de Satine y su muerte inminente.

Concertante- La Traviata (versión realista con Villazón y René Fleming)

https://youtu.be/nosFrER-9ko

Transposición:

https://youtu.be/oHzP360jqCg?t=1h17m9s

Concertante de La Traviata (con Netrebko y Villazón)

https://youtu.be/M57PfVGRR78?list=PLbiG1xNb7aI_6zVfd0jB7WcHNvXGK_c9u

https://www.youtube.com/watch?v=TuI1QUKx44k

https://youtu.be/nosFrER-9ko

Transposición del concertante de Traviata:

El tango de Roxane -Moulin Rouge

https://youtu.be/nZvLcRUCtMA

La hipertextualidad como concepto generador de una modalidad de creación cinematográfica constituye la clave de interpretación de buena parte de la cinematografía actual, aquella que encuentra un punto de conexión entre autores tan personales y diversos como Pedro Almodóvar, David Lynch, Tim Burton, Charlie Kaufman, Spike Jonze, por citar sólamente algunos de una extensa lista.

Parte de la ponencia para las Séptimas Jornadas Nacionales de Literatura Comparada, Asociación Argentina de Literatura Comparada (AALC), Buenos Aires, 27 al 30 de julio de 2005.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s